Cuando se piensa en cuál debería ser la primera mascota de su hijo, a menudo se piensa en un hámster. Al fin y al cabo, son pequeños, no hay que sacarlos a pasear y son fáciles de cuidar: ¿no?

En realidad, un hámster es una mascota estupenda para que los niños aprendan a cuidar de otra persona y para que adquieran cierta responsabilidad. Sin embargo, es importante asegurarse de que hacen todo lo posible por el pequeño bulto peludo, para que tenga una vida buena y saludable como parte de su familia.

¿Qué tipo de hámster debo elegir?

Es importante elegir un hámster que sea amigable, sobre todo si tienes niños.

  • A un hámster enano no le gusta que lo manipulen con brusquedad, por lo que es mejor evitarlo si tiene niños pequeños que puedan no entenderlo.
  • Si eliges un hámster enano, prueba con la variedad rusa, ya que son sociables y bastante vivaces.
  • Un hámster sirio será una gran mascota, una vez que se haya acostumbrado a ser manipulado. Al final, le encantará jugar contigo.

¿Cuánto tiempo vive un hámster?

Por lo general, los hámsters viven unos 2 años, aunque a veces pueden vivir más tiempo si se les cuida muy bien.

¿Es caro comprar un hámster?

Por lo general, los hámsters no son caros y se pueden encontrar en cualquier tienda de animales. Sin embargo, tendrá que tener en cuenta el coste de la compra de una jaula, una rueda para correr y una pelota, así como los costes de funcionamiento de la comida y el lecho.

¿Qué equipo necesito para mi nuevo hámster?

Un hámster puede ser pequeño, pero necesita un hogar y unos accesorios adecuados para instalarse y llevar una vida sana.

  • Una jaula espaciosa
  • Rueda de correr para hacer ejercicio
  • Platos de comida y bebida
  • Ropa de cama
  • Comida nutritiva
  • Bocadillos para comer
  • Una pelota para hacer ejercicio en la casa
  • Tubos y túneles para correr
  • Juguetes para jugar y masticar

¿Cómo debo cuidar a mi hámster?

Limpia su lecho con regularidad
Si elige una zona concreta para hacer sus necesidades dentro de la jaula, cámbiala a diario
Cambia el agua a diario
Vacía la jaula y límpiala semanalmente, así como los juguetes y tubos
Asegúrate de que tu hámster tiene mucho tiempo para jugar fuera de la jaula
Maneja a tu hámster con cuidado, aumentando gradualmente el tiempo que lo tienes en brazos

Un hámster será un complemento maravilloso para tu familia y, si lo tratas bien, te querrá.

Publicaciones Similares