El término «el mejor amigo del hombre» se ha aplicado a nuestros amigos peludos desde la noche de los tiempos, y con razón. Son leales, cariñosos y grandes compañeros. Pero ¿sabía que los perros también pueden ser útiles en su vida diaria? Siga leyendo para conocer como un perro puede ayudar en su vida o en la vida de un ser querido.

Si se tiene una discapacidad o un problema de movilidad, o problemas como la ansiedad o la depresión, se puede entrenar a un perro para que le ayude ya sea en tareas diarias o para brindar apoyo emocional o incluso para que le brinde compañía.

Los perros también pueden ser adiestrados para servir como animales de servicio en diversos entornos, como hospitales, colegios o aeropuertos. Los animales de servicio están especialmente adiestrados para realizar tareas como reconfortar a alguien que está sufriendo una convulsión o alertar de un sonido a una persona con una discapacidad auditiva.

Entonces, ¿en qué se diferencian los perros de servicio de los de terapia?

Perro lazarillo o de asistencia
Perro lazarillo o de asistencia

Muchas personas están familiarizadas con los perros de asistencia o lazarillos, que ayudan directamente a las personas con discapacidades físicas. Los perros lazarillos se destinan a los ciegos, mientras que los perros de asistencia pueden ayudar a los sordos, a los que van en silla de ruedas o a los que tienen cualquier otra discapacidad.

Estos perros han recibido un extenso entrenamiento específicamente para ayudar a las personas con deficiencias sensoriales, cognitivas o motoras. Las tareas domésticas ligeras, la recogida de objetos caídos, las tareas médicas modestas, como encender una luz, y las señales para pedir ayuda entran en esta categoría.

Es posible enseñar a un perro de asistencia a defenderse o incluso a atacar a un intruso.

Más allá de los perros lazarillos o de asistencia, los profesionales de la salud aprecian ahora la ayuda del adiestramiento de perros de terapia, que es algo diferente de los perros de asistencia.

Perro de terapia
Perro de terapia

Los perros de terapia no proporcionan necesariamente una ayuda específica como lo hacen los perros lazarillos o los perros de asistencia, sino que están destinados a proporcionar comodidad y compañía a las personas en silla de ruedas, a los centros de vida asistida, a los cuidados paliativos, etc.

Los perros de terapia son educados para visitar instituciones como hospitales y residencias de ancianos, así como instituciones públicas como escuelas y bibliotecas, con el fin de animar a las personas con necesidades especiales. Las personas se benefician de las cualidades terapéuticas de los perros de terapia de varias maneras.

El adiestramiento de perros de terapia no incluye el entrenamiento de los perros para guiar a su dueño a través del tráfico y las multitudes o para responder a los timbres de las puertas y otros sonidos de la forma en que lo harían los perros de asistencia. Sin embargo, los perros de terapia no son un perro cualquiera y se necesitan algunas clases especializadas para el adiestramiento de perros de terapia.

Como entrenar a su mascota para que sea un perro de terapia

Quienes busquen un perro de terapia deben buscar un perro que sea naturalmente dócil, amistoso y afectuoso con los extraños, como recomienda la escuela de adiestramiento profesional Montegatto. También deben tener un buen entrenamiento de obediencia y adaptarse rápidamente a nuevos entornos, olores y herramientas. Los perros de terapia deben estar en buenas condiciones físicas, someterse a revisiones frecuentes y estar aseados, limpios y cepillados antes de cada visita, así como en el momento de la misma, según las normas establecidas por los grupos de perros de terapia. No hay restricciones de raza para los perros utilizados en la comunidad de terapia.

Para garantizar que las mascotas se adapten bien y sean sociables y puedan prosperar en diversos entornos, la socialización temprana es esencial.

Como entrenar a su perro para que sea un animal de servicio

Hay dos caminos que puede tomar para conseguir que su perro sea certificado como perro de servicio. Tanto usted como su perro pueden participar en un programa de educador canino.

Piense en las habilidades y el temperamento de su perro. Por desgracia, no todos los perros tienen las cualidades necesarias para servir como animales de asistencia. Un chihuahua no es probablemente la mejor opción si necesitas un perro de asistencia que te ayude a entrar y salir de una silla de ruedas.

El temperamento de un perro es tan importante como su capacidad para cumplir las normas físicas de un perro de asistencia. Entre el 55 y el 70% de los cachorros que entran en los programas de adiestramiento de perros de servicio no pasan el corte.

Para terminar

Montegatto
Montegatto

Definitivamente puedes entrenar a tu propio perro, pero tendrás entonces que invertir mucho tiempo y energía en el adiestramiento para que se conviertan en perros de terapia o de servicio. El enseñarle órdenes básicas y comportamientos socialmente aceptables para que se relacionen con los humanos y con otros animales lleva su tiempo y esfuerzo.

Por eso, es mejor contar con una escuela especializada de entrenamiento canino como Montegatto. Los instructores de Montegatto, una de las mejores academias caninas de España, están altamente cualificados y reciben formación continua para mantener ese estatus.

Montagatto, no solo es una escuela de instrucción canina, si no un hotel de 5 estrellas para perros y gatos , ademas brindan un servicio integral, dando servicio de veterinaria.