6jjwllfs.bmp
|

Descubre todas las curiosidades sobre las patas del perro, anatomía y cuidados especiales

La salud de un perro depende de muchos cuidados con el cuerpo del animal, ¡incluidas sus patas! Ellos son los que dan todo el apoyo necesario para que el perro pueda correr, jugar y saltar, tal y como le gusta. Muchos tutores no prestan la debida atención a la pata del perro, y esto puede acabar desencadenando una serie de problemas en la región, que conllevan muchas molestias para el animal. Reunimos aquí todo lo que necesitas saber sobre esta parte del cuerpo de los perros: desde los cuidados y las enfermedades que pueden llegar al lugar, hasta curiosidades y trucos básicos (cómo enseñar al perro a dar la pata, por ejemplo). Compruébalo.

¿Cómo es la anatomía de la pata del perro?

iz9rnp2k.bmp
  • Uñas: la uña del perro funciona como una especie de «garra» del animal, ya que también puede utilizar esta región del cuerpo como mecanismo de defensa y/o ataque. Es una zona que hay que cuidar muy bien y que se debe cortar regularmente para evitar que el animal se haga daño a sí mismo o a otras personas sin querer.
  • Almohadillas digitales: esta parte corresponde a los «dedos» de los perros, siendo la parte más blanda situada en las extremidades de la pata. Las almohadillas ayudan a reducir el impacto y actúan como una especie de amortiguador.
  • Almohadilla metacarpiana: compuesta básicamente por grasa, es la región que corresponde a la palma de la mano. Debido a la gran cantidad de grasa presente, el perro puede pisar suelos fríos sin ningún problema, pero es necesario estar atento a los suelos con una temperatura muy caliente, ya que puede acabar causando molestias al animal.
  • Cojines (almohadillas) del carpo: estos cojines están situados en las patas delanteras del perro, actuando como una especie de «freno» y evitando que la mascota resbale.
  • Espolón: también conocido como el «quinto dedo» del perro, el espolón se considera un dedo interno y que posee una función similar a la del pulgar humano. En otras palabras, es con él que el perro puede sostener la comida y otros objetos.

Pata: el perro necesita un cuidado especial con esta parte del cuerpo

La pata del perro es naturalmente más resistente, ya que los cojines son más ásperos y gruesos. Aún así, es de extrema importancia tener suficiente cuidado con esta región del cuerpo del animal para evitar problemas y enfermedades. Por lo tanto, el tutor debe prestar siempre atención a cuestiones como la higiene y el aseo del pelo que está cerca de las almohadillas.

Es necesario cortar el pelo en esta zona para evitar la aparición de parásitos (como garrapatas) y bacterias, que pueden desencadenar problemas en la pata de tu amigo. Además, el largo pelaje de esta zona puede hacer que las patas sean más resbaladizas.

Otro cuidado muy importante es no sacar a pasear a su perro cuando el sol es muy fuerte, porque la alta temperatura del asfalto puede quemar y herir la pata del perro. Prefiera siempre las primeras horas de la mañana, entre las 6 y las 10, o las últimas de la tarde (después de las 16), cuando el sol es menos agresivo. Después del paseo, limpie siempre las patas con un paño limpio y húmedo o con toallitas húmedas indicadas para mascotas.

Uñas del perro: ¿cómo debo limpiarlas?

r362inpg.bmp

Al igual que los humanos, tu perro también necesita cortarse las uñas y puede sufrir de uñas encarnadas. Además, si se alargan demasiado, pueden herir al animal o arañar a otras personas involuntariamente. El tamaño de la uña del perro también es un factor que influye en la forma de caminar del animal, ya que pueden acabar obstaculizándole.

Pero, después de todo, ¿cómo saber cuál es la cantidad de uña que hay que cortar? En los perros que tienen la uña más clara, lo ideal es cortar sólo la zona más transparente de la uña. Ya en los perros de uña negra, el tutor debe cortar poco a poco hasta que llegue la curvatura. Pero no está de más recordar que en ningún caso se debe cortar la mazorca, ¿eh? Eso puede provocar mucho dolor en el animal y hemorragias. Para hacer el corte, necesitas unas tijeras específicas para mascotas. Si no estás seguro, lo mejor es que lleves a tu perro a un veterinario o a una tienda de animales para que alguien con experiencia realice el procedimiento.

Pata de perro lesionada: ¿qué hacer?

bcq4oq03.bmp

Algunos de los problemas más comunes que pueden afectar a las patas de tu amigo son las contusiones, las luxaciones e incluso las fracturas. La contusión puede producirse, por ejemplo, cuando el perro se golpea accidentalmente la pata en algún lugar y el músculo acaba hinchándose y formando un hematoma. Es una situación que suele mejorar al cabo de un tiempo, sin necesidad de intervenciones. Sin embargo, si la mascota demuestra sentir mucho dolor, llevarla al veterinario es la mejor solución. De este modo, el médico puede comprobar si hay que tomar alguna medida.

La luxación, a su vez, afecta directamente a la articulación de las patas del perro, haciendo que el hueso cambie de sitio. Suele ser una situación muy notoria que provoca mucho dolor en el animal, siendo primordial llevar a la mascota al veterinario para buscar el mejor tratamiento. En algunos casos, la cirugía puede ser necesaria.

Ya cuando la pata de perro sufre algún tipo de fractura, casi siempre la cirugía es la mejor alternativa. Esto se debe a que, al haberse roto el hueso, el procedimiento quirúrgico suele ser mucho más eficaz que el uso de férulas, por ejemplo. Pero recuerde: busque siempre la opinión de un experto en la materia para saber cuál es la actitud necesaria para cuidar a su amigo.

Pata de perro: ver otros problemas que pueden afectar a la región

  • Alergias: el contacto con determinadas sustancias, como el polen, puede desencadenar una crisis alérgica en la piel del animal. Por eso, vigila siempre lo que rodea a tu amigo para que no corra el riesgo de tener alguna alergia.
  • Quemaduras: las quemaduras son más comunes de lo que crees, y suelen estar causadas por el contacto con el suelo muy caliente. Para evitarlas, lo más recomendable es pasear con el perro en las horas en que el sol no es tan fuerte.
  • Resequedad de la piel: con la caída de la temperatura, la pata del perro puede acabar resecándose, al igual que su piel en general. Por eso existen cremas hidratantes específicas para perros que pueden ayudar a sortear esta situación. Habla con un veterinario.
  • Parásitos: por lo general, la aparición de parásitos en la región de las patas está relacionada con el pelo que hay alrededor de las almohadillas, por lo que hay que cortarlo regularmente. Las pulgas, las garrapatas y los ácaros son los parásitos más comunes. Si el cuidador advierte la presencia de alguna de ellas en el cuerpo del animal, es imprescindible tomar medidas para acabar con el problema, como el uso de remedios contra garrapatas y pulgas.
  • Problemas psicológicos: situaciones de estrés o ansiedad en exceso pueden hacer que el perro cree el hábito de morder o lamer la propia pata como forma de «alivio». Eso puede acabar provocando heridas en la zona. ¡Esté siempre atento al comportamiento de su mascota para evitar que eso ocurra!

6 curiosidades sobre la pata del perro que probablemente no sabías

  1. Es posible saber el tamaño del perro por la pata. Para descubrirlo, basta con analizar la región. Si es desproporcionado y más grande que el resto de su cuerpo, significa que aún crecerá mucho. Si la pata del perro es más pequeña, su tamaño será pequeño.
  2. Los perros tienen unos 319 huesos en total, pero la mayoría de ellos forman parte exclusivamente de las patas del animal. ¿Quién diría que una región tan pequeña tiene tantos huesos, verdad?
  3. Después de un paseo, pruebe a dar un masaje en la pata del perro. Esto ayuda al animal a relajarse y aliviar las tensiones, e incluso puede hacer que esté más tranquilo. No insistas si no le gustan las caricias, ¿vale?
  4. Los llamados «quintos dedos» de los perros, son muy útiles cuando el animal quiere «agarrar» un objeto, ya sea para jugar o para comer. No hacen mucha diferencia cuando se trata de amortiguar o absorber impactos, como los pequeños cojines.
  5. Los huesos de la pata del perro son fundamentales para su apoyo, ya que el animal suele apoyarse principalmente en los dedos, y no en el talón.
  6. El olor desagradable que suele acompañar a la pata del perro es causado por bacterias y hongos en la región, pero no traen ningún daño al animal.