Muchos animales tienen miedo de acudir al veterinario. ¡Les puede causar mucho estrés! Desafortunadamente, no puede evitar las visitas al veterinario, incluso si es solo el chequeo anual de su mascota. Si usted es un cuidador y ofrece cuidado de crianza u otros servicios para mascotas, es importante saber cómo hacer que la visita al veterinario sea más agradable para el animal que está cuidando. Nuestros 6 consejos harán que las visitas al veterinario sean mucho menos aterradoras para su mascota y, quién sabe, incluso agradables.

1. Acostumbra a tu animal a una edad temprana

Es mejor acostumbrar a su cachorro o gatito joven al veterinario desde una edad temprana. Para que tu mascota sienta que las visitas al veterinario son seguras y que no corre peligro, basta con acudir al veterinario para una simple visita de presentación. ¡De esta forma tu mascota no tiene que someterse a ningún tratamiento y simplemente asocia al veterinario con una agradable salida! Y cuando su perro realmente necesite una visita al veterinario, no se estresará. Más información: la primera visita al veterinario

2. Acostumbra tu mascota a una revisión casera

Ya puedes fingir que tienes una «consulta» en casa. Pon a tu perro o gato sobre la mesa y enséñale a que se acostumbre a la consulta, por ejemplo inspeccionando sus orejas o dientes, etc. ¡Acaricia a tu mascota y dale una bonita recompensa para que la «consulta» se convierta en algo placentero para él!

Miedo al veterinario 6 consejos

3. Acostumbre tu mascota al transporte

Acostumbra a tu gato, conejo u otra mascota pequeña a la jaula de viaje en casa. Asegúrese de que la jaula sea un lugar agradable y de vez en cuando deje que su mascota se siente en la jaula. Ponte su manta favorita y deja el portabebé en la habitación un rato.

Además, es importante que tu perro esté acostumbrado al coche (sobre todo si necesitas el coche para ir al veterinario). Esto es especialmente cierto para los gatos de interior u otros animales que nunca salen, viajar puede causar mucho estrés. Empiece por acostumbrar a su mascota a su coche con el motor apagado. Primero deje que su mascota deambule en el automóvil parado. Recompense y tranquilice a su mascota. La próxima vez puede hacer lo mismo, pero en la caja de viaje y con el motor en marcha. Cuando realmente necesite ir al veterinario, su mascota ya no estará estresada por el automóvil.

4. Esté tranquilo y relajado

Tu animal siente tu energía. Si está estresado, su mascota lo sentirá y también lo estará. También significa que si tienes una actitud relajada, ¡tu mascota estará más cómoda! Así que relájate y haz de una visita al veterinario la cosa más normal e inofensiva del mundo.

También es importante que se dé cuenta de que está apoyando a su mascota cuando se encuentra en una situación estresante. Así que tranquilice a su mascota. Acarícialo y háblale de manera tranquilizadora. Consejo: no castigues a tu animal, sino apóyalo.

5. En la sala de espera

Es mejor colocar la jaula de su gato en un lugar elevado, donde se sentirá más seguro porque tendrá una vista completa del área.

Si es posible, lleve a su perro a su regazo o manténgalo atado. A menudo hay otros animales en la sala de espera. Esto puede causar estrés adicional. Mantenga una distancia segura entre su mascota y otros animales presentes.

atnrzkev

6. Sea eficiente

Trate de que la visita al veterinario sea lo más breve posible. Asegúrese de haber proporcionado suficiente información al asistente o secretaria antes de la cita. De esta forma, el veterinario ya sabrá exactamente por qué estás allí. También trae contigo toda la información médica de tu mascota, como su historial médico, los medicamentos que está tomando, así como una lista de síntomas para que no te olvides de nada y el veterinario tenga toda la información importante.

Si su mascota está bajo custodia con un cuidador

Si utiliza una niñera y un hogar de acogida, por ejemplo, es posible que aún haya ocasiones en las que su mascota tenga que ir al veterinario debido a circunstancias imprevistas. No entre en pánico, asegúrese de que su niñera sepa qué hacer si esto sucede. Brinde al cuidador toda la información relevante sobre la salud de su mascota, los datos de contacto de su veterinario, su fondo de viaje y su historial médico.

Publicaciones Similares