¿Sabes cuáles son las principales cosas que odian los perros? ¡En este artículo, echa un vistazo a lo que podrías estar haciendo mal!

Hay muchas cosas que hacemos que pueden irritar a nuestras mascotas. Muchas veces, puede terminar confundiendo a su perro ya que le está enviando las señales equivocadas. Por lo tanto, ser consciente de las cosas incorrectas que está haciendo puede brindarle algunos beneficios futuros con su cachorro.

En esta guía de Mascotitas, hemos separado las 7 cosas principales que los perros nos odian hacer. Así que, la próxima vez que hagas cualquiera de ellos, ¡piénsalo dos veces!

Las 7 cosas principales que los perros odian

1. Confundir al perro con diferentes reglas para el mismo comportamiento

Es muy importante que establezcas reglas para tu cachorro. Los perros disfrutan de un patrón establecido de hacer y no hacer, en palabras simples, una rutina estable día tras día. A menudo, los propietarios cometen el error de aprobar un determinado comportamiento y luego reprenderlo más tarde por la misma razón. Esto no solo deja al animal confundido, sino que también crea sentimientos de estrés.

Pensemos en el siguiente caso: Tu perro quiere probar tu comida y tú le ofreces una o dos migajas; Al día siguiente, llevas a un amigo a casa para almorzar y tu cachorro ruega con sus ojos hambrientos que te dé una golosina, y vas y lo regañas por ese comportamiento. ¡Es tu culpa aquí, no del perro!

Así que vigila lo que ofreces o no le ofreces a tu perro, ¡ya que esto puede determinar su comportamiento en el futuro!

2. Usar diferentes comandos para la misma reacción

Idealmente, debe mantener una sola palabra que corresponda a una orden para que su perro obedezca. Usar diferentes palabras que signifiquen lo mismo puede confundirte. Debido a esto, no podrá producir la respuesta deseada a su solicitud. Por lo tanto, toda la familia a la que se inserta el perro debe usar una sola palabra común para cada comando para evitar que se confunda.

Los perros tampoco perciben el lenguaje humano de la misma manera que nosotros. Son mejores para captar señales enviadas a través de nuestro lenguaje corporal. Por lo tanto, es mejor vincular un comportamiento físico / postural apropiado con la sugestión verbal, ya que está seguro de tener una respuesta exitosa.

3. Esperar que el perro actúe como un humano civilizado

El perro disfrutará royendo sus zapatillas o algunos muebles, ladrando fuertemente, olfateando, cavando su césped; Todo esto viene naturalmente con él. Recuerda que esto es parte de la naturaleza del animal. No entiende mucho de sus conceptos, como limpiar o proteger un artículo costoso de daños. Lo mejor es mostrar paciencia con tu perro. Así que no lo castigues ni le grites por sus comportamientos no deseados.

4. Abrazar al perro con fuerza

Los humanos interpretan los abrazos como una expresión de mostrar afecto, amor y afecto por otro individuo. Pero en el mundo de los perros, abrazar tiene una connotación muy diferente.

Los perros perciben los abrazos como un ejercicio de autoridad/supremacía. Por ejemplo, un perro colocará sus patas en la espalda de otro mostrando su dominio. Rara vez encontrarás un perro al que le guste o anhele los abrazos de su familia humana. A veces, su mascota puede incluso tolerar el abrazo de un miembro de la familia en particular y sentir miedo por completo de la misma acción cuando es tentada por otro ser humano.

Es mejor tener cuidado con las señales que indican incomodidad cuando se trata de perros y abrazos. Un perro que se siente incómodo tratará de evitar el contacto visual o intentará escapar, doblar la cara en la dirección opuesta a la tuya, mantener la boca cerrada o incluso mantener las orejas hacia atrás. Por lo tanto, si nota que su perro está teniendo esta reacción, aléjelo de cualquier persona que esté tratando de abrazarlo.

5. Perturbar el sueño del perro

Si necesita despertar a su perro de su sueño profundo, hágalo muy lentamente. Toca o habla con ternura para despertar al animal con calma. Un perro puede recibir fácilmente un choque si se despierta repentinamente, especialmente si tenemos en cuenta a un cachorro con discapacidad auditiva.

¡La mejor manera es hacer que se despierte solo, naturalmente! Si tienes niños en casa, ¡asegúrate de aconsejarles sobre lo mismo!

6. Dejar al perro solo durante demasiado tiempo

Tú ¿Eres una persona muy ocupada o pasas demasiado tiempo sin cuidar a tu cachorro? Tenga en cuenta que dejar al perro solo por un período de 9 a 10 horas al día puede hacer que desarrolle algunos problemas. Por ejemplo, su perro puede desarrollar ansiedad por separación y comportamientos negativos como masticar, ladrar sin parar o incluso defecar / orinar en interiores.

El hecho es que los perros están diseñados por naturaleza para vivir en grupos, y cuando adoptas una mascota, él entiende que eres un miembro de su manada, es decir, le gusta socializar con su familia humana.

Si deja a su cachorro solo en casa durante un período prolongado, por ejemplo, asegúrese de que un amigo o pariente lo visite para que se sienta un poco más cómodo.

7. A los perros no les gusta quedarse quietos

Un perro necesita tener una dosis diaria de ejercicio, diversión con Juguetes y juegos. Sacarlo a caminar todos los días es importante (como regla general, una caminata de 15 minutos dos veces al día está bien para la mayoría de las razas). ¡Sepa que permitir que el perro absorba y explore el entorno es igualmente importante!

A los perros les encanta detectar olores peculiares y la presencia de cosas emocionantes en el camino. Para ellos, sus hocicos tienen la misma importancia que nuestros ojos. Así que no te apresures a regresar a casa después de que el perro haga sus necesidades en la calle, dale tiempo para empaparse del mundo natural, permitiéndole respirar en varios lugares diferentes todos los días.

También puedes presentar a tu perro una nueva calle, un nuevo rincón para estimular su mente y agudizar aún más sus sentidos.