¿Cuantas gallinas habrá en su gallinero? ¿Dónde lo pondría exactamente? ¿Dónde se puede encontrar el mejor material? Para localizar los gallineros adecuados, es fundamental tener respuestas a las preguntas anteriores.

Un gallinero, o casa de pollos, es una estructura necesaria para albergar y cuidar a las gallinas durante los procesos de cría y crecimiento. Es importante pensar en el número y el tamaño de las gallinas, así como en las condiciones en las que se criarán o permanecerán, al tomar esta decisión. Para seleccionar el mejor gallinero para tus gallinas, ten en cuenta los siguientes consejos.

He aquí cinco pautas que debes seguir al decidirte por un gallinero

1. ¿Cuántas gallinas piensa tener en cada gallinero?

bcdt3eh5.bmp

Elegir el gallinero adecuado requiere una cuidadosa consideración y preparación. Elegir cuántas gallinas residirán en el gallinero es un primer paso crucial. Los gallineros tienen una amplia gama de tamaños, y es importante elegir uno que ofrezca a las gallinas mucho espacio para moverse.

Tenga en cuenta que las gallinas necesitan mucho espacio para desarrollarse y mantener un comportamiento tranquilo. Además, seleccione gallineros fabricados con materiales resistentes que duren mucho tiempo.

2. ¿Qué tipo de terreno tiene en mente para su gallinero?

La ubicación del gallinero y el entorno que lo rodea son otros factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de hacer la compra. Las gallinas necesitan algún tipo de zona cerrada en el gallinero si van a vivir en el exterior. Sin embargo, es necesario tener en cuenta el microclima local.

Las gallinas son muy vulnerables a los efectos del clima, y pueden enfermar rápidamente si no tienen un lugar seguro donde posarse y descansar durante los periodos de frío o calor extremos. Por eso, si vives en una zona con inviernos severos, es fundamental que proporciones a tus gallinas al menos una zona cálida en su gallinero.

3. Piense en dónde colocará las gallinas si decide reubicar el gallinero

Es posible que su gallinero tenga que ser reubicado en algún momento, ya sea porque va a vender la casa o porque va a hacer alguna remodelación o limpieza importante. Por ello, muchos criadores experimentados optan por comprar gallinas móviles que se muevan libremente.

Hay una amplia gama de tamaños y diseños de pajareras portátiles disponibles en las tiendas de animales. Sin embargo, los dispositivos tipo carretilla montados sobre un bastidor uniaxial con ruedas han demostrado ser los más populares.

Los gallineros construidos sobre remolques son otra gran opción. Estas construcciones se envían con los pollos de un restaurante a otro porque están hechas con pequeños rodillos que simplifican su tránsito.

4. Comprueba constantemente que tu gallinero contenga abundante alimento y agua

El gallinero necesita equipamiento adicional para cumplir los objetivos de la cría de gallinas. El proceso de puesta de huevos es crucial para la supervivencia de estas aves, de ahí que sea sin duda el más significativo.

El gallinero debe ser un lugar seguro para que las gallinas se retiren cada día y puedan depositar sus huevos. Por eso es importante instalar nidos de al menos 25 centímetros cuadrados y forrados de paja.

Debe haber un espacio en el gallinero donde las gallinas puedan dormir y recargar las pilas. Para ello se colocan perchas para que las aves duerman. También es importante establecer límites en cuanto a la proximidad de las zonas para dormir y el baño con el espacio para comer.

A las gallinas les encantará jugar en la arena y acicalarse, así que asegúrate de incluir un arenero de tamaño considerable en el diseño del gallinero.

Por eso es importante que piense detenidamente en sus necesidades futuras y en las numerosas opciones de gallineros antes de hacer una elección definitiva.