Al igual que el yoga para humanos, el doga es una disciplina centrada en la postura y la respiración. Según sus seguidores, esta práctica ayuda a mejorar la relación entre perros y humanos, al tiempo que les proporciona a los animales un ejercicio físico y mental saludable.

A continuación, te presentamos algunos de los ejercicios básicos de doga para que puedas practicar con tu perro.

¿Qué es el Doga?

El Doga es una forma de yoga enfocada en la relación entre el propietario y su perro. A través de ejercicios de respiración, posturas y masajes, se fomenta el vínculo entre ambos.

El objetivo es que el perro se sienta tranquilo, seguro y equilibrado, y que el propietario aprenda a conectar de forma consciente con su mascota.

cpyde3fl.bmp

¿Cómo se practica el Doga?


El Doga se practica en un espacio tranquilo y seguro, donde el perro se sienta cómodo. El propietario y su mascota se colocan en posturas de yoga juntos, y se realizan ejercicios de respiración y masajes.

También se utilizan técnicas de relajación para ayudar al perro a calmarse y a concentrarse.

Los beneficios del Doga para tu perro

El Doga es una forma de yoga para perros y sus dueños. El propósito del Doga es mejorar la relación entre ambos, así como ayudar al perro a mantenerse saludable y en forma. Los beneficios del Doga para los perros incluyen:

  • Mejora la flexibilidad: el estiramiento y las posturas de yoga pueden mejorar la flexibilidad de los perros, especialmente si son más mayores.
  • Aumenta la fuerza muscular: tanto los ejercicios de resistencia como las posturas de equilibrio pueden ayudar a fortalecer los músculos de los perros.
  • Ayuda a controlar el peso: el ejercicio físico regular puede ayudar a que los perros mantengan un peso saludable, lo cual es especialmente importante si tienen problemas de sobrepeso u obesidad.
  • Mejora la coordinación: las posturas de yoga pueden mejorar la coordinación y el equilibrio de los perros.
  • Aumenta la confianza: al practicar el Doga con regularidad, los perros pueden desarrollar un mayor sentido de confianza en sí mismos y en su capacidad para hacer frente a los desafíos.

¿Cómo practicar Doga con tu perro?

Doga es una forma de yoga que se practica con la ayuda de un perro. El objetivo de la doga es establecer una conexión más profunda entre el propietario y el perro a través del ejercicio, la respiración y el masaje.

La doga también puede mejorar el bienestar general del perro, ya que algunos de los ejercicios pueden mejorar la flexibilidad y reducir el estrés.

Antes de comenzar a practicar doga con tu perro, es importante que te asegures de que tu perro está cómodo y relajado.

cpyde3fl.bmp 1

Ejercicios de Doga para principiantes

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu perro es incorporar el yoga canine o «doga» a su rutina de ejercicios. El yoga para perros es una excelente manera de fortalecer la relación entre dueño y mascota, además de ofrecer innumerables beneficios físicos y mentales para ambos.

Aunque el yoga canine puede sonar intimidante al principio, no te preocupes – ¡es más fácil de lo que piensas! A continuación, te presentamos cinco ejercicios de doga para principiantes que puedes hacer con tu mejor amigo:

  • La postura del árbol: Esta es una excelente manera de incorporar el equilibrio en la rutina de ejercicios de tu perro.

Para comenzar, ponte en cuclillas frente a tu perro en posición vertical, luego coloca una mano detrás de su lomo y sujétalo firmemente mientras levantas su patita trasera derecha con la otra mano. Mantén esta posición durante unos segundos, luego cambia de patas.

  • La postura de la montaña: Para ayudar a tu perro a mejorar su postura y a obtener una mayor flexibilidad, trata la postura de la montaña. Comienza en cuclillas frente a tu perro, luego coloca tus manos sobre sus hombros y empuja suavemente hacia arriba para que se ponga en cuatro patas.

A continuación, gírale los hombros para que miren hacia atrás, luego haz lo mismo con sus caderas para que estén en paralelo con su espalda. Mantenga esta posición durante unos segundos antes de volver a la posición inicial.

  • La postura del perro boca abajo: Esta es una versión canina de la clásica postura del perro boca abajo, y es ideal para estirar la espalda y las caderas de tu perro.

Para comenzar, ponte a cuatro patas detrás de tu perro, luego sujétalo firmemente por debajo de los brazos y levanta lentamente el tronco hasta que esté en posición vertical. Asegúrate de mantener la espalda recta mientras lo haces.

Mantenga esta posición durante unos segundos y luego vuelva a la posición inicial.

  • La postura del gato: La postura del gato es un ejercicio fantástico para ayudar a aliviar el dolor de espalda y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral de tu perro.

Para comenzar, ponte a cuatro patas detrás de tu perro, luego sujétalo firmemente por debajo de los brazos y levanta lentamente el tronco hasta que esté en posición vertical.

A continuación, inclínate hacia adelante hasta que tu rostro se acerque a las patas delanteras de tu perro, luego empuja suavemente con tus manos para que gire los hombros y caderas y mire hacia atrás.

Mantenga esta posición durante unos segundos antes de volver a la posición inicial.

  • La postura del águila: Para ayudar a tu perro a mejorar su equilibrio y coordinación, trata la postura del águila.

Comienza en cuclillas frente a tu perro, luego coloca una mano detrás de su cabeza y sujetalo firmemente mientras levantas su patita delantera derecha con la otra mano.

A continuación, dobla la rodilla derecha de tu perro y pasa por encima de la pierna izquierda de tu perro para que quede enroscada alrededor de tu cuerpo. Mantenga esta posición durante unos segundos, luego cambie de patas.

El yoga es una forma de ejercicio físico muy saludable para los perros, ya que les ayuda a estirar y fortalecer sus músculos. Además, el yoga también puede ser beneficioso para la mente y el comportamiento de los perros.

Sin embargo, es importante seguir las instrucciones de un entrenador cualificado para evitar lesiones.