Es un instinto natural premiar a nuestros perros con sabrosas golosinas, lo que les excita y a su vez nos hace felices.

Sin embargo, existe una delgada línea entre un peso saludable y la obesidad, lo que significa que esas pequeñas golosinas pueden causar un gran daño si no tenemos cuidado. Hemos analizado las causas de la obesidad en los perros y cómo podemos tratar de prevenirla.

Cómo saber si su mascota es obesa

Hay algunas cosas sencillas en las que debe fijarse su perro para saber si se considera obeso.

  • Jadeo excesivo
  • No quiere salir a pasear
  • Cansancio
  • Necesidad de ayuda para moverse
  • Caída
  • No puede identificar sus costillas sin un exceso de grasa
  • No puede ver su cintura desde todos los ángulos, incluso desde arriba
  • Cuando mira a su perro de lado, su vientre cuelga hacia abajo

¿Qué problemas puede causar la obesidad en las mascotas?

Si tu mascota tiene sobrepeso puede causar muchos problemas, o empeorar los ya existentes.

  • Enfermedades respiratorias
  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Artritis
  • Incapacidad para jugar o caminar de forma natural
  • Cansancio y falta de energía

¿Cuáles son las causas de la obesidad de las mascotas?

A menudo puede haber una combinación de razones por las que un perro aumenta de peso, algunas de las cuales son fáciles de solucionar y otras que pueden necesitar la ayuda de un veterinario en términos de medicación.

  • La esterilización a veces puede hacer que una mascota aumente de peso
  • Las raciones de comida están por encima de la guía recomendada
  • Comer alimentos con alto contenido en grasa
  • La falta de ejercicio
  • Afecciones como la artritis, que limitan el movimiento y la capacidad de ejercicio del perro
  • Ser tratado con demasiada frecuencia
  • Comer las sobras de la comida familiar
  • Problemas de tiroides

Cómo prevenir la obesidad de las mascotas

Hay algunas formas sencillas de ayudar a su perro a empezar a combatir su obesidad. Si su mascota tiene un sobrepeso severo, es aconsejable que hable primero con su veterinario, para asegurarse de que le está ayudando de la manera correcta.

  • Es el momento de cambiar su dieta por alimentos bajos en grasa y calorías, como las opciones light de James Wellbeloved y Arden Grange
  • Aumente la cantidad de ejercicio que realiza su perro, mediante paseos y juegos
  • Limite la cantidad de golosinas que le ofrece y cámbielas por otras bajas en grasa.
  • Deje de dar a su perro las sobras de su propio plato
  • Reduzca el número de veces que da de comer a su perro al día
  • Utilice un comedero lento para asegurarse de que su perro no come demasiado rápido, dando tiempo a que la comida se registre en su estómago

Publicaciones Similares