Cuidar de un perro muy agitado no es una de las tareas más fáciles del mundo. Les gusta jugar, saltar, correr y tienen energía de sobra. Pero, ¿hasta qué punto es normal esta agitación? A veces, esto puede ser un mero rasgo de la personalidad del perro o de su raza, pero en otros casos puede indicar que el perro es hiperactivo. ¿Cómo se puede distinguir un perro agitado de uno con hiperactividad? ¿Qué hacer para calmar a tu amigo de cuatro patas? ¿Funciona el calmante natural para perros hiperactivos? ¡Consigue todas tus preguntas y aprende a lidiar con este comportamiento a continuación!

Perro hiperactivo: ¿cómo identificarlo?

egohv0ii.bmp

¿Tiene un perro agitado y sospecha que puede ser hiperactivo? Siempre es bueno estar atento a algunas señales, porque no siempre la agitación es un reflejo de esta condición. Es muy difícil que un perro sea diagnosticado de hiperactividad. Muchas veces lo que ocurre es que no tiene el gasto energético necesario. Algunos perros exigen más gasto energético y otros menos.

Pero si su perro es de ese tipo que no para un segundo y él siempre necesita estar haciendo algo, independiente de haber salido para una caminata o no, es bueno considerar la hipótesis de él ser un perro hiperactivo. Cuando eso ocurre, tumbarse y descansar son una realidad muy lejana para el animal, ya que necesita estar en constante movimiento. Esto acaba convirtiendo la convivencia en algo difícil y puede asustar a algunos tutores, pero hay que tener calma. Incluso con la hiperactividad, es posible sortear esta situación.

Los paseos y las caminatas pueden calmar al perro agitado

Los paseos y las caminatas son una gran manera de gastar la energía del animal. Un simple paseo alrededor de la manzana para que el perro explore el entorno puede funcionar muy bien con ciertas razas que no necesitan mucho para cansarse, pero no tiene el mismo efecto en los perros más agitados. Ya una carrera en el parque durante un período de tiempo más largo puede ser más beneficioso para este tipo de perro. Buscar un parque específico para perros también es una buena opción. Así, el animal podrá correr y jugar mucho con otros perros.

A muchos les da pena correr con el perro, pero la verdad es que 5 km de carrera a nuestra velocidad no suelen ser nada para un animal que tiene condiciones físicas para ello. Incluso recomiendo correr más que caminar, pero eso dependerá de cada familia. Lo importante es hacer ejercicio físico.

Juguetes para perros hiperactivos y otras actividades

Por muy importante que sea pasear y correr, a veces esto no es suficiente para calmar completamente al perro hiperactivo. Los animales también necesitan ser estimulados cognitivamente con juegos y otras actividades de aprendizaje. Para ello, existen juguetes para perro que ayudan al perro a ejercitar la mente y que cansan tanto como una actividad física. Un ejemplo de ello son las clásicas pelotas, los frisbee e incluso los juguetes que contienen una golosina en su interior y el perro tiene que averiguar qué hacer para que se libere la comida.

Si tu amigo es más atlético, el deporte en general también funciona de forma muy positiva. Jugar con pelotas en la playa o en el césped, la natación, el agility (deporte para el perro y el tutor), los senderos y otras actividades son muy bienvenidas en la rutina del perro hiperactivo. Además, el adiestramiento también es una opción viable, ya que enseñarle cosas nuevas es también una gran forma de estimular la mente del animal. El entrenamiento es la base de la educación de cualquier animal.

¿Funcionan los calmantes naturales para perros hiperactivos?

Los calmantes naturales aportan varios beneficios para el cuerpo de los seres humanos y de los animales y pueden ofrecerse de diversas maneras. Desde una simple planta en el ambiente, como es el caso de la lavanda, hasta recetas con tés y hierbas: todo esto funciona como una forma de calmar al perro hiperactivo, ya que ayuda al animal a calmarse. Pero antes de nada, vale la pena hablar con el veterinario de tu mascota y darle una búsqueda sobre las hierbas que pueden estar indicadas para ello, ya que algunas plantas pueden ser tóxicas para los animales.