Para muchos dueños de mascotas, la parte en la que hay que medicarlos es bastante complicada porque algunos resultan difíciles de controlar y otros se ponen agresivos. Aquí explicamos cómo darle medicina a un gato, algo que no es fácil porque son animales ágiles, que pueden escaparse o esconderse, así que este método te será de mucha ayuda y luego de seguir nuestros pasos y recomendaciones ya habrás podido sanar a tu mascota.

Cómo darle medicina por jeringa a un gato

Este método es el más clásico de todos. Lo primero que debes hacer es preparar la medicina que debes administrarle y luego ponla encima de una toalla de papel, sobre una superficie cercana para que puedas alcanzarla lo más rápido posible cuando tu gato tenga su boca abierta. Existen aplicadores para pastillas que son como jeringas de pastillas y sostienen la píldora gracias a su punta de goma, mientras otra goma la empuja afuera en el momento adecuado. También se recomienda otra jeringa con agua para que puedas asegurarte de que se tragará la pastilla.

Tras haber preparado todo, levanta al gato, sosteniéndolo con un brazo alrededor mientras con tu mano le abres la boca. Coloca al gato en una toalla o mantel sobre una superficie elevada si quieres hacer más fácil el proceso.

Ahora te queda abrirle la boca utilizando tus dedos pulgar y anular, presionando en las esquinas de su boca. Con tus dedos medio e índice levanta su nariz, pero con cuidado de no bloquearla.

Coloca el medicamento en la boca del gato y dale un poco de agua con la jeringa preparada anteriormente. Si le estás dando una píldora, ponla lo más rápido que puedas, mientras que si es un medicamento líquido, no eches chorros en su garganta o en la lengua porque los líquidos pueden irse a la tráquea y complicarlo. El gotero debes insertarlo entre los dientes y su mejilla cuando es medicamento líquido.

Y listo, lo último que debes hacer para darle medicina a tu gato es acariciarle la garganta o soplarle su nariz para que la pueda tragar sin problemas, con eso ya le habrás dado la pastilla o el medicamento líquido. Después dale mimos y algún premio para que las próximas veces se te sea más fácil.

Publicaciones Similares