Durante los días de lluvia, son muchas las preocupaciones que se nos pasan por la cabeza, sobre todo a los que viven en zonas de riesgo. Y aunque muchas preguntas son pertinentes, no debemos olvidar a nuestros amigos de cuatro patas en estas horas, porque están tan perdidos como nosotros. Saber cuidar a un perro en un momento así es fundamental para evitar problemas graves. Por lo tanto, siempre es bueno tener un «plan de escape» para que los perros estén a salvo. Para ayudarle a tomar las medidas necesarias en tales situaciones, hemos preparado un artículo con consejos e información importante sobre el tema. Compruébalo.

Cuidar del perro en los días de lluvia es muy importante

Aunque es difícil prestar atención a todos los detalles cuando empieza a llover con fuerza, los que tienen una mascota siempre tienen que pensar en su amigo. A veces una pequeña lluvia puede no ser gran cosa, pero cuando se vuelve muy intensa y hay riesgo de inundación, no podemos ignorarla. Los animales suelen estar muy agitados antes y durante una tormenta, especialmente los perros que tienen miedo a la lluvia, y hay que estar preparado para atenderlos en esas circunstancias.

oj8clzf4

Aprenda a prepararse para cuidar de un perro durante las tormentas o las inundaciones

1. Kit de emergencia

Si vives en una zona con riesgo de inundaciones, preparar un kit de emergencia para los días de lluvia es una buena forma de prevenirlas. En este botiquín, es importante que el tutor separe algunos artículos esenciales como comida, manta y medicamentos adecuados para el perro, aunque sea por precaución. De este modo, si ocurre algún imprevisto, tu amigo de cuatro patas tendrá los cuidados necesarios para mantenerse bien alejado de la casa.

2. Vacunación

¡Además del kit, es fundamental mantener las vacunas de su perro siempre al día! Una preocupación muy común durante las inundaciones es la relacionada con la leptospirosis en perros y humanos, una patología transmitida por la orina de las ratas. Cuatro tipos de la enfermedad se previenen con la vacuna para perros V8 o V10, que debe reforzarse cada año.

3. Collar con placa de identificación

Si tienes un perro y aún no le has puesto un collar con placa de identificación, es hora de replantearte esta actitud. En días muy lluviosos (y sobre todo en zonas de riesgo), nunca se sabe lo que puede pasar: que el perro se pierda o pase por una situación de emergencia. Para evitar que esto ocurra, siempre es bueno tener una placa de identificación en el collar con el nombre y el teléfono del tutor.

4. Mantenga a su perro seco

A veces ocurre que el perro acaba mojándose con la lluvia, pero es muy importante que el tutor evite dejar al perro así durante mucho tiempo. El pelaje de tu amigo debe estar siempre muy bien secado para evitar problemas cutáneos o incluso respiratorios. Durante las lluvias, mantén a tu amigo en un lugar seco y protegido.

5. Atención a los contenedores de agua y alimentos

Además de saber cómo cuidar al perro en este momento, también es importante prestar especial atención al cuenco de agua y de comida del perrito, así como a la correcta conservación del alimento. Lo ideal es no dejar las macetas expuestas al agua de lluvia y al contacto con los roedores. Lavar los recipientes con frecuencia.

6. Plan de escape para las zonas de riesgo

Si vive en un entorno con alto riesgo de inundaciones o desprendimientos de tierra, es esencial considerar la evacuación en caso de que la situación se complique. Antes de que ocurra cualquier inconveniente, infórmese sobre los refugios de animales disponibles cerca de su casa. De esta manera, usted garantiza la seguridad de su mascota en un lugar adecuado y con la ayuda de personas preparadas para emergencias de este tipo.

ti4auai3

Perro bajo la lluvia: la falta de cuidados puede provocar problemas de salud en el animal

  • Leptospirosis: causada por la orina de las ratas, es una de las enfermedades más temidas en períodos de tormentas e inundaciones. Los principales síntomas son la pérdida de peso, los vómitos, la fiebre y la deshidratación; y es una enfermedad contagiosa que afecta a los humanos. Algunos tipos de la enfermedad se combaten con las vacunas para perros V8 o V10.
  • Neumonía: los perros mojados por la lluvia pueden desarrollar un resfriado o una neumonía. La vacuna anual contra la gripe canina puede evitar que la enfermedad se convierta en una neumonía en el perro, pero sigue siendo fundamental secar al animal después de recibir la lluvia.
  • Hongos: el perro que no se seca correctamente también puede desarrollar algunos problemas de piel causados por hongos. Esto provoca picor e irritación en la piel, además de la pérdida de pelo y el enrojecimiento de la zona.