Hay tantas opciones de comida para perros en las estanterías de las tiendas de animales que incluso es difícil saber cuál es la mejor para tu amigo, ¿verdad? Quien tiene una mascota en casa, sabe bien cómo la alimentación es uno de los factores primordiales para la salud y el bienestar del animal, y por supuesto no puede escatimar esfuerzos a la hora de elegir el pienso más adecuado para él.

Sin embargo, de nada sirve elegir el mejor pienso si no se sabe cómo almacenarlo correctamente y en buenas condiciones. Una exposición inadecuada de los alimentos puede desencadenar una serie de enfermedades en los animales, además de la pérdida de nutrientes importantes. Por eso es importante tener cuidado tanto al comprar los alimentos como al almacenarlos. Vamos, ¡te contamos cómo puedes hacerlo de forma correcta!

Comida para perros: ¿cuál es la mejor forma de almacenarla?

Después de elegir el pienso para su perro, llega el momento de llevar la comida a casa, y es entonces cuando muchos tutores acaban cometiendo errores sin darse cuenta. Pensar en un lugar adecuado para almacenar los alimentos es esencial para garantizar la calidad nutricional del producto.

Por ello, es bueno evitar los lugares muy expuestos al calor o a la luz solar, ya que también son factores que pueden acabar provocando la pérdida de nutrientes del pienso. Busca un entorno más fresco, sin mucha luz y que no haya riesgo de que alguien pase y deje caer la ración. El contacto con el suelo es una verdadera invitación para que las bacterias hagan la fiesta en la comida de tu perro, ¿sabes?

Pero para evitar que esto ocurra, tienes algunas opciones para guardar el pienso de tu perro: puedes dejarlo en el propio envase, ya que muchos de ellos hoy en día vienen con una cremallera para cerrarlos de forma segura y sin que entre aire. Si no, puedes comprarte un accesorio que te ayude a cerrar el paquete.

Otra opción es guardarlos en lugares adecuados para ello, como el porta raíces, que tiene el tamaño adecuado para una mayor cantidad y una tapa más segura. Si vas a reutilizar una olla que tienes en casa, asegúrate siempre de que está bien cerrada, ¿de acuerdo?

mwj0jodl

¿Por qué es importante almacenar correctamente la comida para el perro?

La importancia de mantener el pienso en un lugar seguro va mucho más allá de la pérdida de nutrientes, aunque es un factor igualmente relevante para la salud del animal. Dejar el envase abierto en cualquier lugar de fácil acceso puede atraer la presencia de ratas y otros roedores que, a través de la orina, pueden transmitir al perro enfermedades como la leptospirosis. Además, las bacterias y otros microorganismos también pueden acabar depositándose en la comida, que luego será digerida por tu amigo.

Por lo tanto, es importante tener especial cuidado con el entorno que se elige para almacenar la comida para perros y asegurarse de que el envase o el dispositivo que se utiliza para el almacenamiento estén siempre en buenas condiciones.

Dispensador: la comida para perros se almacena de forma segura

Una buena opción para cuidar la alimentación de tu mascota de forma segura y práctica es el dispensador de pienso. Este dispositivo permite almacenar todo el pienso en un lugar específico para ello, lejos del contacto con agentes externos que puedan perjudicar la salud de su perro y de problemas como la humedad.

En otras palabras, ¡la comida está muy seca y es segura en todo momento! Para llenar la olla de su amigo, sólo tiene que pulsar un pequeño botón que liberará la cantidad adecuada de granos para alimentar a su perro. Estas son algunas de las ventajas:

  • Fácil y práctico de servir y almacenar el pienso;
  • Evite el contacto de las bolsas de pienso con el suelo;
  • Evita el contacto con otros agentes externos, como bacterias y microorganismos;
  • Mantiene la comida seca;
  • Ofrece una buena capacidad de almacenamiento.
  • Comida para perros: no te deshagas de los envases

Independientemente del tipo de almacenamiento que elija, conviene recordar que siempre es bueno conservar el paquete de pienso por precaución. Además de mostrar los valores nutricionales que se encuentran en el pienso, allí se identifica cuál es la fecha de caducidad del producto, ¡factor súper importante a la hora de alimentar a tu perrito! Por lo tanto, lo ideal es que te deshagas del envase sólo después de haber consumido toda la ración.