La mayoría de los alimentos comerciales para perros no son sostenibles ni respetuosos con el medio ambiente. Teniendo en cuenta que nuestros compañeros caninos necesitan una dieta rica en proteínas, lípidos, minerales y vitaminas, no es de extrañar que los cereales y el ganado sean los principales ingredientes de los alimentos comerciales para perros. Esto ha generado nuevas preocupaciones medioambientales.

Toda la producción de alimentos para perros, desde la granja hasta el comedero, supone una pesada carga para el medio ambiente debido a las enormes cantidades de agua y recursos no renovables que se necesitan. Existen otros alimentos para perros que pueden contribuir a este problema, por lo que merece la pena investigarlos para ver qué otras opciones sostenibles tenemos.

Deberíamos empezar por preguntarnos: «¿En qué medida es respetuosa con el medio ambiente la comida para perros convencional, en comparación con otras opciones?» Entonces, y sólo entonces, podremos ver los sorprendentes contrastes que existen entre ellas.

Los residuos agrícolas en la era moderna

Se calcula que la fabricación de alimentos para mascotas representa una cuarta parte del impacto medioambiental global de la industria cárnica, lo que supone un enorme despilfarro de recursos, como agua, tierra, energía no renovable y pesticidas. Dado que el 40% de los hogares del Reino Unido tienen al menos una mascota (de las cuales el 25% son perros), es evidente que se trata de un tema preocupante en términos de sostenibilidad medioambiental.

Las preferencias culinarias son otra tendencia que ejerce una presión innecesaria sobre el medio ambiente. Los despojos, los callos, el hígado y otros cortes de carne menos deseables han perdido popularidad en las últimas décadas, ya que los consumidores de muchos países industrializados quieren cortes de mayor calidad para sus mesas. Esta tendencia se ha extendido a la industria de la comida para perros, donde los fabricantes de productos gourmet ofrecen ahora platos caros y epicúreos como el bourguignon de ternera .

Todo tiene un precio. Estas lujosas comidas hacen subir el coste del ganado en todo el mundo y contribuyen al efecto de los bienes de lujo. Los costes medioambientales son elevados, aunque la mayoría de las mezclas comerciales de comida para perros contienen restos de animales que los humanos no se atreverían a ingerir.

Lo que esta adentro es más importante que el exterior

La necesidad de procesos más ecológicos y sostenibles queda clara cuando se considera el impacto ecológico total de la comida para perros. Alrededor del 75% del impacto medioambiental de una comida para perros procede del propio alimento, mientras que el 16% restante proviene del transporte, el envasado y el procesamiento. Repasemos esto de nuevo.

  • Se necesita mucha energía y combustibles fósiles para llevar la carne desde las granjas a las plantas de procesamiento hasta el plato de su perro.
  • La comodidad y la capacidad de mantener la humedad dentro de la bolsa son dos grandes ventajas de los plásticos de un solo uso como envase, pero estos materiales no son sostenibles. Muchos fabricantes de alimentos ecológicos para perros utilizan materiales compuestos, que son mejores para el medio ambiente y también mantienen la frescura y la calidad del alimento para perros.
  • El procesamiento de la carne y los cereales utiliza una gran cantidad de recursos no renovables, así como mucha agua y tierra. Si seguimos utilizando el agua de la misma manera para la producción animal convencional, el 33% de la población mundial se verá obligada a vivir en lugares con escasez de agua.


Quizá se pregunte si hay una forma mejor de producir pienso ecológico para perros por cada una de estas razones. De hecho, la hay. Un subconjunto creciente de empresas de todo el mundo atiende a los dueños de perros que buscan alternativas a las marcas tradicionales, y algunas fabrican comida vegetariana para perros a partir de insectos y plantas.

Nutrición basada en insectos

¿Podemos anticiparnos a una época en la que comamos insectos? La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación publicó una investigación que ha generado un gran debate. Es cierto que la mayoría de nosotros probablemente no «saltaría» (perdón por el juego de palabras) ante la posibilidad de sustituir las hamburguesas por saltamontes, pero esta alternativa está creciendo en popularidad, tanto para las personas como para sus mascotas.

Los insectos contienen muchas vitaminas y minerales diferentes. La mayoría de los insectos tienen los nueve aminoácidos esenciales, además de fibra alimentaria, grasas insaturadas, vitaminas como la B12 y la riboflavina, y minerales como el hierro y el zinc.

¿Puede competir con la carne vacuna? Los gusanos de la harina y los grillos, dos de los principales tipos de insectos que se suelen utilizar para la alimentación de las mascotas, han obtenido puntuaciones mucho más altas en una investigación publicada en el European Journal of Clinical Nutrition en comparación con componentes más convencionales como el pollo y la ternera.

La taurina está presente en las dietas a base de insectos, lo que supone otra ventaja. Los fabricantes de alimentos para gatos a menudo omiten la taurina o la añaden a posteriori como una mezcla sintética, lo que provoca una deficiencia común de esta molécula química. Los insectos suministran naturalmente suficiente taurina para ayudar a la salud de nuestras crías.

Los efectos de la comida para mascotas a base de insectos en el medio ambiente

La cría de insectos, el procesamiento y el transporte tienen un efecto sobre el medio ambiente, ya que requieren espacio y materiales. Es muy similar a la cría de ganado, salvo que utiliza muchos menos recursos. ¿En qué cantidad, exactamente? Hay grandes diferencias.

La cría de insectos utiliza 2.000 veces menos agua, 17 veces menos tierra y produce 100 veces menos emisiones de gases de efecto invernadero por kilo de proteína que la cría de animales.

Además, las granjas de insectos, como Entomo Farms han desarrollado métodos de cultivo de insectos, como los grillos, respetuosos con el medio ambiente y con los seres humanos. Cada vez es mayor la preocupación por la explotación de los animales en todo el mundo, especialmente en relación con prácticas como la ganadería industrial y el sacrificio de animales vivos.

También, este tipo de granjas de insectos han adoptado principios de cría al aire libre para quienes se preocupan por el tratamiento de los insectos. Dado que los grillos maduran rápidamente cuando se exponen a la oscuridad y al calor, sólo necesitan ser arrojados a un contenedor de plástico (6-8 semanas). Por otra parte, estos grillos pasan su tiempo en «condominios de grillos«, donde son libres de excavar y saltar entre las estaciones de alimentación.

Bien, pero ¿qué sabor tiene?

Puede que los perros tengan unas papilas gustativas menos sensibles que las de los humanos, pero es evidente que a su compañero canino no le interesa lo que le ha puesto en su plato. Los fabricantes de alimentos para perros son conscientes de ello desde hace mucho tiempo y han encontrado muchas formas creativas de aromatizar la comida para perros de forma más atractiva.

Pero, ¿cuál es la reacción de su perro cuando se trata de insectos? Los grillos y los gusanos de la harina tienen un aroma orgánico similar al del cacao y un perfil de sabor a nuez.

Las dietas caninas del futuro, ¿incorporan insectos?

Las predicciones sobre un aumento incontrolable de la población mundial en lo que respecta a la agricultura acabaron por demostrarse infundadas, gracias a los avances de la tecnología agrícola. Hoy en día, sin embargo, tenemos que preocuparnos más por el peaje que nuestras prácticas agrícolas (y dietéticas) están causando en los recursos finitos del planeta que por la alimentación de los siete mil millones de personas del mundo.

Aunque la degradación del medio ambiente es cada vez más grave, hay un aspecto positivo: los problemas a los que nos enfrentamos ahora están impulsando la innovación en formas de ralentizarla e incluso revertirla. Por eso, las dietas basadas en insectos se están considerando como una alternativa a los métodos ineficientes que se suelen utilizar en la ganadería.

Por eso en Mascotitas , avalamos este tipo de alimentación como una alternativa más ecológica a la comida comercial para perros. La comida para perros a base de insectos es la mejor opción para las personas que se preocupan por el medio ambiente y la madre naturaleza, ya que contiene todos los nutrientes que necesita un perro o un gato sin dejar de estar hecha a base de insectos, como demuestran varios estudios científicos.