Probablemente haya llegado a casa del veterinario con una receta de Clavamox para su perro y esté buscando más información sobre el medicamento.

Si está ansioso por su perro o si su perro intenta huir de la habitación escarbando bajo su brazo, escuchar a su médico explicar todo lo que necesita saber sobre un nuevo medicamento puede ser desalentador, y a menudo es difícil retener todos los detalles críticos.

No te asustes si tienes preguntas sin respuesta sobre Clavamox. Siga leyendo para aprender todo sobre Clavamox y cómo puede ayudar a su perro.

¿ Que es el Clavamox para perros?

Clavamox para perros
Clavamox para perros

El hecho más importante a recordar es que Clavamox es un antibiótico eficaz contra una amplia variedad de bacterias. Sirve para el mismo propósito que el Augmentin, pero para los animales en su lugar. En concreto, se trata de una penicilina cuyo nombre genérico es amoxicilina trihidrato/clavulanato de potasio. Clavamox, la marca del fármaco, es bastante más fácil de decir para el propietario ordinario de mascotas.

El Clavamox se creó para uso veterinario únicamente en caninos y felinos. Para combatir las infecciones bacterianas, suele tomarse por vía oral en forma de comprimido o gotas de suspensión.

  • Enfermedades de la piel
  • Enfermedades inflamatorias de los tejidos blandos (heridas, abscesos, pioderma, celulitis, etc.)
  • Enfermedades periodontales
  • Mal aliento y enfermedad de las encías

Las pruebas clínicas han demostrado que el medicamento es eficaz contra una amplia variedad de bacterias, incluidas las que tienen procesos metabólicos aeróbicos y anaeróbicos, como Staphylococcus, Streptococcus y E. coli. Antes de administrar Clavamox, el veterinario puede realizar un cultivo de la infección para asegurarse de que el tratamiento es eficaz contra la bacteria en cuestión.

Hay algunas bacterias, como Enterobacter y Pseudomonas, que Clavamox no puede matar, y no se utiliza para tratar las infecciones virales o fúngicas.

Reacciones adversas del Clavamox para perros

El efecto adverso más común del Clavamox son las náuseas, vómitos y diarrea en el estómago. Algunos perros, como ocurre con cualquier producto farmacéutico, pueden ser alérgicos al fármaco administrado. No debe administrarse Clavamox a los perros que hayan tenido alguna vez una reacción adversa a la penicilina. Si crees que tu perro está teniendo una respuesta alérgica al Clavamox, deja de dárselo inmediatamente y ponte en contacto con tu veterinario.

Cuando un perro tiene una alergia, muestra síntomas como:

  • Parches rojos elevados
  • Problemas respiratorios
  • Latidos acelerados del corazón
  • Fiebre
  • Convulsiones acompañadas de náuseas y vómitos

Clavamox suele ser seguro para los perros, pero hay algunos síntomas adicionales a los que hay que prestar atención:

  • Diarrea aguda y náuseas
  • Reducción de la grasa corporal
  • Alteración del apetito
  • Alteración del ritmo respiratorio o del corazón

Antes de administrar a su perro cualquier medicamento, es importante que hable con su veterinario sobre la posibilidad de que se produzcan efectos secundarios y que establezca una estrategia para manejar cualquier posible reacción.

Dosis de Clavamox para perros

Clavamox es sólo para ser dado a su perro si se prescribe por su veterinario. Los cambios en la dosis deben ser discutidos con su veterinario primero, ya que hacerlo podría reducir la eficacia del antibiótico.

Acortar la duración del tratamiento también puede disminuir la eficacia del medicamento. Especialmente si tiene un perro difícil de manejar, puede ser tentador dejar de suministrar el medicamento una vez que su perro empiece a sentirse mejor. Sin embargo, si no se administra el tratamiento completo de antibióticos puede producirse una recaída. Cuando se hace esto, la enfermedad tiene una mayor posibilidad de desarrollar resistencia, lo que hace más difícil que su perro se recupere de futuras infecciones.

Cuándo y cómo administrar Clavamox a un perro

Aunque el Clavamox es un medicamento que no entraña riesgos, requiere algunas precauciones a la hora de administrarlo.

Sobre todo si es la primera vez que su perro toma el antibiótico, esté atento a cualquier síntoma de respuesta alérgica u otros efectos secundarios negativos. Si tiene que dejar a su perro solo durante más de unas horas, asegúrese de que alguien pase a verle.

Si tiene alguna duda sobre la dosis del fármaco o las posibles interacciones con otros medicamentos, consulte a su veterinario. En el caso de las gotas de suspensión oral recetadas por el veterinario, es importante mantenerlas en frío porque, de lo contrario, se estropean rápidamente. Llame a su veterinario si ve que el estado de su perro no mejora mientras toma la medicación.

Hablar con el médico que prescribe la medicación a tu mascota es la mejor manera de resolver tus dudas sobre la medicación que está tomando. Debe consultar a su veterinario si tiene alguna duda sobre la administración de antibióticos a su perro o si cree que su perro está teniendo una reacción adversa a la medicación.