En esta guía de Mascotitas, hemos separado 9 consejos interesantes para el cuidado del hámster para principiantes. ¡Aprende a cuidar a tu mascota!

Cuatro patas, dos pequeños ojos brillantes y un conjunto de bigotes temblorosos. No hay nada más lindo que un hámster mascota. Si ha ganado una de estas mascotas recientemente, aproveche la oportunidad para consultar 9 consejos de cuidado que debe tener con hámsters para principiantes.

9 consejos para el cuidado del hámster para principiantes

1. Crea el entorno perfecto

Tu pequeño hámster necesita un lugar seguro para explorar y sentirse cómodo. Debe comprar tubos, accesorios y cualquier otro accesorio que pueda entretener al animal. Por ejemplo, puede crear una maraña de túneles y escondites para que pueda divertirse y también tener un lugar para permanecer oculto y dormir.

Además, también debe forrar bien la jaula de hámster agregando aserrín o gránulos higiénicos. Recuerde utilizar una buena fuente de agua y alimentos de buena calidad para mantener al animal sano.

¿Qué tal echar un vistazo a algunas jaulas excelentes para tu hámster? Haga clic aquí para ver algunas plantillas!

2. Coloque la jaula en el lugar correcto

Tenga mucho cuidado al elegir un lugar para poner la jaula de su hámster, ya que el entorno es esencial para que se sienta feliz y cómodo.

Trate de ponerlo en un lugar donde haya una afluencia de personas, pero no en medio de todo el lío. A los hámsters les gusta vivir en lugares donde hay un cierto movimiento, pero estarán muy estresados por los sonidos fuertes.

Por lo tanto, asegúrese de mantenerlo alejado de ventanas abiertas o que contengan corrientes de aire muy fuertes, para asegurarse de que esté en un lugar seguro y con temperatura controlada.

3. Cubra la jaula con un paño fino durante los primeros días

Cuando traes un nuevo hámster a casa, todo es nuevo para él. Luego, dale al animal espacio para conocer su nuevo hábitat durante unos días, sin las distracciones de tu hogar, colocando un paño delgado o una sábana sobre la jaula.

Siéntase libre de quitarse la tela de vez en cuando para cuidarla.

4. No intentes atraparlo al principio

Como cualquier nueva amistad, te lleva tiempo conocer a alguien y sentirte cómodo con esa persona. Dicho esto, espera un momento para lidiar con tu hámster o recogerlo. Después de unos días de darle comida y agua, ¡comenzará a confiar en ti!

5. Intenta variar la dieta del hámster

No sueles comer las mismas cosas todos los días, ¿verdad? Tu hámster disfrutará de una dieta variada tanto como los humanos. Además de la ración diaria normal, trate de variar agregando pequeños trozos de zanahorias, calabaza, brócoli, pepino, manzana, pera o bayas.

Si tenías dudas sobre la dieta de tu hámster, te aconsejo que busques un veterinario de confianza para que pueda indicarte las mejores opciones para tu mascota. Recuerde que este tipo de tratamiento debe administrarse con moderación.

6. Limpia y lava el espacio de tu hámster con frecuencia

Hay un término medio entre dejar la casita de tu hámster limpia y cómoda y crear un estrés indebido al tratar de limpiarla todo el tiempo. Generalmente:

  • Zona donde el hámster suele defecar: Limpiar diariamente;
  • Cambie el aserrín o el papel inferior: según sea necesario (cuando esté sucio o mojado);
  • Olla de alimentación: Limpiar semanalmente;
  • Cambia el agua: diario;
  • Limpie toda la jaula: Puedes limpiarlo una vez a la semana;

Cada semana o cada dos semanas, tome agua y jabón y limpie toda la habitación cuando esté vacía sin el aserrín inferior, accesorios y otras partes. Al hacer esto, la jaula de tu hámster olerá así durante mucho más tiempo.

7. Deja que el hámster juegue fuera de la jaula de vez en cuando

Una excelente manera de ejercitar a su hámster y crear un mayor vínculo con el animal es proporcionar tiempo para jugar con él fuera de su jaula todas las semanas. Le sugiero que cree una pequeña área cerrada con muchos juguetes y algunas golosinas para que pueda explorar a voluntad.

Solo recuerda supervisar al animal cuando esté fuera de su hábito.Tat. Los hámsters son impredecibles y pueden desaparecer rápidamente.

8. Tómate el tiempo para jugar con tu hámster

Este consejo está relacionado con el anterior. La paciencia, la alimentación regular, mucho juego fuera de la jaula y conversaciones tranquilas te ayudarán a relacionarte con tu hámster. Asegúrese de acercarse siempre a su mascota lentamente y hable con él usando un tono de voz más bajo.

El hámster aprenderá a reconocer tu olor y tu voz, y te verá como una fuente de comodidad y seguridad.

9. Trata a tu hámster con cuidado

A diferencia de otros animales pequeños, los hámsters deben ser recogidos con ambas manos y empacados como en una concha. Lo mismo ocurre con ponerlos en el suelo, ya que pueden escapar a los huecos de sus muebles muy fácilmente.

Además, dado que el hámster es un animal nocturno, sea sensible a la hora del día en que está tratando de lidiar con él. No querrías que alguien te sacara de tus dulces sueños, ¿verdad?

Conclusión

Cuidar a un hámster no es una de las tareas más difíciles que existen, pero debe vigilar las condiciones de su hábitat y su dieta.

Los hámsters son mascotas muy tranquilas e ideales para todo tipo de personas. Pero si está pensando en comprar uno, asegúrese de tener suficiente tiempo para cuidar y acariciar al animal.